Make your own free website on Tripod.com

Pioneros

 

 ¿Qué es pioneros?

"La Unidad" (gran grupo) se divide en "equipos" (grupos de 5 ó 6). En esta etapa, nuestro Escultismo propone una educación por la participación, la confianza y la responsabilidad. Se les propone luchar por un mundo más fraternal y más justo; para ello se les ofrece la oportunidad de actuar a través de "la empresa pionera", que prepara a los chicos y chicas para ser más solidarios, activos, y comprometidos con la construcción de su mundo.
En el grupo de pioneros, todos preparan la acción, todos eligen, todos participan y tienen un papel indiscutible, todos contribuyen al éxito, y se hacen responsables del mismo. En cada paso, todos tienen la palabra.

Es la pieza que refleja la vida en pequeños grupos dentro de la Unidad de Pioneros, y como tal es la célula del funcionamiento de la Unidad.

Es este el núcleo donde se desarrollan al máximo las potencialidades y actitudes de cada uno, y donde se encuentra más arraigado el trabajo cooperativo y de responsabilidad de los pioneros. Habrá que procurar que estos equipos tengan vida propia, de modo que esto se vea reflejado en el funcionamiento de la Unidad. Para darle esa vida, se potenciarán las actividades autónomas.

Las principales características de los equipos son:

- El número de pioneros deberá ser de 5 a 7
- Serán verticales y coeducativos
- Deben ser autogestionarios
- Todos sus miembros deberán tener alguna responsabilidad
- Cada equipo desempeñará una tarea en la empresa

Dentro de cada equipo, y para que los chavales comiencen a tomar responsabilidades, se establecerán unos cargos:

- Jefe de equipo (un pionero de 3er nivel)
- Tesorero
- Secretario
- Encargados de distintos talleres o materias

Volver

 Progreso

Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.

Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.

Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.

Como en las demás ramas, tiene tres partes el progreso. La integración, participación y animación. Estas tres partes, se representan en pioneros con estas tres etapas: Promesa, Contrato y Servicio.

Volver

Metodologia

EDUCACIÓN EN VALORES

Un párrafo de nuestra Declaración de Misión dice:

"Conscientes de la responsabilidad de cada persona como agente activo de la construcción de sí mismo y su entorno, optamos por una educación no formal alternativa y a su vez complementaria de la acción del hogar y de la escuela, que busca desarrollar la capacidad de sentir, pensar y actuar de acuerdo a un sistema de valores libremente asumido".

Podríamos decir, entonces, que el objetivo de la educación scout es formar personas con un cierto estilo de vida, una cierta actitud frente a la vida, que está enmarcada por los valores expresados en la Ley Scout.

Dos preguntas que surgen naturalmente son: ¿cómo se construye el estilo de vida? ¿cómo se educa en valores?

Obviamente, el estilo de vida personal no se descubre ni se asume en una reunión o como fruto de un razonamiento teórico. Por el contrario, se descubre y asume en las pequeñas opciones que el pionero va realizando cada día, en sus actitudes y gestos concretos, en su esfuerzo por ser coherente con lo que va descubriendo como válido.

Debemos tener claro que esto no significa un agregado a la propuesta scout; por el contrario, esto es la razón de ser de la propuesta scout. Campamentos, veladas junto al fuego, caminatas bajo la lluvia, largas jornadas de trabajo, compartir lo poco que se tiene... Lo que hay detrás de todo esto no es meramente anécdotas; es un estilo de vida que se traduce en servicio y entrega a los demás, en esfuerzo por la construcción de una sociedad más justa y más fraterna.

 

Tres puntos de partida para la educación en valores

El primer punto son los propios pioneros. El escultismo le plantea a los muchachos que se conviertan ellos mismos en protagonistas de su propia educación. Aquí toma relevante importancia el carácter voluntario y militante del Movimiento; todos los que participamos en él -niños, jóvenes y adultos- no sólo lo hacemos porque realmente queremos, sino que nuestra participación es una participación activa, protagónica.

El escultismo es una invitación a una aventura: la aventura de los campamentos, la aventura de descubrir realidades, lugares y amigos nuevos; pero principalmente, es una invitación a la aventura de la vida, a la aventura de hacernos a nosotros mismos, a la aventura de construir un mundo mejor.

Los muchachos son agentes de su propia formación porque es a partir de sus intereses, de sus vivencias, de sus relaciones con otros -encuentros y desencuentros con los demás y consigo mismos-, de sus aciertos y sus errores, de su búsqueda por encontrar una dirección, un sentido a su vida, que se da la educación en valores. No es algo impuesto desde fuera, es algo que nace de cada uno.

El segundo punto son los educadores. Todo lo dicho anteriormente para los muchachos se aplica también a los educadores. Debemos tener en cuenta, entonces, que sólo se transmite lo que se vive, y que si queremos comunicar ciertos valores debemos nosotros mismos ponernos en camino para alcanzarlos.

Esto necesita ser profundizado y discernido permanentemente. Los equipos de educadores y el Consejo de Grupo deben ser comunidades que permitan a cada uno crecer en valores; deben ser comunidades donde pueda vivirse y desarrollarse este estilo de vida.

El tercer punto es el ambiente que se vive en la Unidad. Si el ambiente es de individualismo, será muy difícil vivir la solidaridad; si el ambiente es de respeto mutuo, más fácilmente se vivirá la lealtad. Si en la Unidad se vive un clima de cooperación, se estará transmitiendo que la cooperación es un valor; si se vive un clima de respeto, se estará transmitiendo que el respeto es valioso; pero si se vive un clima de agresividad y egoísmo, también se transmitirá que la agresividad y el egoísmo son valores para ese grupo humano.

 

Elementos que contribuyen a descubrir y asumir un estilo de vida

En primer lugar, todos nosotros tenemos vivencias concretas. A través de las instancias de evaluación y reflexión, a través de la confrontación con los compañeros de equipo y de Unidad, con las metas propuestas, con la Ley Scout -que sirve como marco de referencia-, con los ideales de cada uno, etc., es que esta vivencia se transforma en experiencia propia. Se rescatan los valores de lo vivido y se sacan propósitos para el futuro. Si no es reflexionada y evaluada, la vivencia se pierde desde el punto de vista educativo. Es la experiencia la que hace crecer y madurar; por eso es que tenemos especial cuidado de no caer en un activismo.

De esta forma, cada uno irá descubriendo actitudes suyas que lo hacen feliz -es decir, coherente con el ideal de persona que persigue- y actitudes suyas que no lo hacen crecer; cada uno irá descubriendo qué caminos desea recorrer en su vida. De aquí surge la importancia de las experiencias que proponemos a los muchachos y los parámetros que ofrecemos para valorarlas. El cansancio que queda luego de una jornada de servicio o una larga caminata, tener que ayudar a un compañero que no puede con su mochila o salir a juntar leña para preparar la comida cuando todos están cansados, tiene un sentido muy diferente según se vea desde los criterios sociales de la persona "viva y ganadora", o desde los valores expresados en la Ley o en los Principios.

Un segundo elemento son los testimonios que cada uno recoge de las experiencias ajenas. Estamos todos permanentemente mirando a nuestro alrededor; vemos a los demás y vemos sus opciones, su forma de vida, su coherencia. Muchas personas son asumidas como testimonio -positivo o negativo-: los padres, los educadores, los compañeros, los profesores, algún vecino, algún personaje famoso, etc. Ver a otra persona creer fervientemente en algunos valores e intentar ser coherente con ellos nos da fuerzas para pensar que ese camino es realmente posible.

Muchas veces la sociedad nos plantea un modelo de persona muy diferente al que propone el Movimiento. Es nuestra tarea presentar testimonios alternativos que nos ayuden a descubrir el valor de otro estilo de vida.

Un tercer elemento es la originalidad propia de cada uno. No hacemos nuestras opciones como fruto de una simple suma entre nuestras experiencias y los testimonios de las demás personas. En el interior de cada uno hay una vocación, un llamado a ser de determinada manera.

Para poder descubrir este camino es necesario que el muchacho tenga confianza en sí mismo, que valore su originalidad, que sea capaz de defender sus convicciones aun en contra de sus pares, y que aprenda a discernir dentro de sí mismo lo que es permanente de lo que es pasajero.

 

Herramientas metodológicas para la educación en valores

Intentaremos educar en una actitud que ayude a los pioneros a descubrir los valores del contexto en que se mueven, y a evaluarlos en forma crítica. El pionero en su proceso de construcción de la propia identidad, encuentra en la Unidad un modelo identificatorio, una propuesta de valores que no es neutra, compartimos valores como la solidaridad, la lealtad, la alegría, la amistad, el compromiso con la justicia, el servicio...

Apostamos por una educación que ayude a los muchachos a comprender su sociedad, a conducirse comprometidamente en ella y establecer su propia jerarquía de valores. Todos estos valores se confrontarán desde una perspectiva religiosa, teniendo en cuenta la pluralidad que propone el Movimiento, buscando que el pionero tenga una actitud de apertura a lo trascendente y según el caso se comprometa con la comunidad religiosa que expresa los valores en los que cree.

En la Unidad el pionero vivirá momentos y actividades especialmente indicados para profundizar en la educación en valores: la preparación de la Promesa, las evaluaciones, las reflexiones personales y comunitarias, los foros y debates, etc.

La Ley

Habitualmente los pioneros conocen y entienden el sentido de la Ley. Los que no han pasado por otras ramas, deben conocer la Ley Scout y los valores que propone. En cualquier caso, es interesante que cada uno se plantee o replantee su adhesión a la Ley Scout y el estilo de vida que representa.

1- El scout es digno de confianza.

2- El scout es leal.

3- El scout sirve al prójimo y a la comunidad sin esperar recompensa.

4- El scout es hermano de todo scout y promueve la fraternidad entre los hombres.

5- El scout es justo y constructor de la justicia.

6- El scout protege y ama la vida porque ella proviene de Dios.

7- El scout sabe obedecer en forma libre y responsable.

8- El scout enfrenta sus dificultades con alegría y coraje.

9- El scout es trabajador y respeta el bien común.

10- El scout es puro en pensamientos, palabras y acciones.

La Promesa

La Promesa es el compromiso voluntario del pionero ante los demás y ante sí mismo a guiarse por la Ley Scout. La formulación de la Promesa puede adaptarse teniendo en cuenta que estén presentes los tres principios.

"Prometo hacer todo lo posible por
cumplir mis deberes para con Dios y mi sociedad,
ayudar a mi prójimo en toda circunstancia
y cumplir la Ley Scout"

Los Principios

Los Principios invitan al pionero a reflexionar sobre tres ámbitos de responsabilidad personal: relación con Dios, relación con los demás y la sociedad, y relación consigo mismo.

El lema

El lema de los pioneros es el lema del Movimiento:

"Siempre listo para servir"

 

 Empresas

La empresa es el método para poner en practica la carta de unidad. 

Las empresas de estos años anteriores, han sido muy diferentes. 

Algunas de estas empresas fueron:

- Una recogida de medicinas y libros para una ONG

- Sacar adelante un proyecto para que en el campamento de verano se pudiese hacer el camino de Santiago.

- Una empresa multiaventura, en la que se financiaron distintos deportes como rafting, montar a caballo, piscina...

Estos son algunos ejemplos de las empresas. Como se puede ver, son todas diferentes.

Volver

Responsables

Curso 2002-2003

Casiopea Pirinaica
Manolo Juanito
Jota Rafa
Blanca Manolo
Curso 2003-2004
Manolo  
Rafa  
Blanca  
Jaime  

Volver

Calendario

Octubre

4-5 Reunión en el colegio.
11-12 Puente del Pilar. No hay reunión
18-19 Acampada de pasos en Pelegrinos
25-26 Reunión en el colegio. Video

Noviembre

1-2 Juegos de iniciación
8-9 Acampada a Cercedilla
15-16 Explicar el progreso
22-23 Juegos varios
29-30 Excursión

 

 

Volver