Make your own free website on Tripod.com

¿Qué son los lobatos?

Lobatos es la rama del escultismo que aborda desde los 8 hasta los 11 años, en ella los niños tienen una gran capacidad imaginativa, y les encanta introducirse en historias fantásticas. En esta etapa los niños tienen una gran capacidad de aprendizaje por lo que es capaz de adaptarse a nuevas situaciones y asumir nuevas responsabilidades.

Por todo esto la actividad fundamental en la rama de lobatos es el juego; con el se consigue que el niño disfrute y aprenda, se aprovecha la capacidad de introducirse en situaciones fantásticas para aprender cosas nuevas y para crecer.

El progreso da fe de esta evolución, sus tres etapas muestran como un lobato evoluciona desde la etapa de castor hasta la de ranger.

¿Qué hacen los lobatos?

Los lobatos fundamentalmente hacen una cosa: jugar. A lo largo de todo el año se van realizando diferentes actividades:

Reuniones en el colegio: Normalmente todos los sábados entre 10 y 12:30 nos reunimos en el colegio, allí realizamos diferentes actividades: juegos, talleres, gimkanas... En definitiva, nos lo pasamos genial.

Excursiones: Son salidas de un día, en las que solemos ir a algún sitio más o menos cercano. Intentamos disfrutar del campo lo más posible o conocer cosas interesantes que están cerca y no sabemos apreciar. Suele ser una o dos por trimestre.

Acampadas: Las acampadas son salidas en las que dormimos fuera de casa, puede ser en tendas, en albergues, etc. Con ellas entramos en contacto con el campo, disfrutamos de él todo lo que podemos y lo aprovechamos para pasarnoslo bien. Normalmente una por trimestre.

Campamentos: A lo largo del año hay dos campamentos: el de Navidad y el de Verano. El primero dura del 26 al 30 de Diciembre, el segundo del 1 al 15 de Julio. Son lo mejor del año, podemos disfrutar al máximo del campo, de los demás lobatos, del grupo... en fin, realmente acabas con ganas de más.

El gran juego: El gran juego es el marco simbólico fundamental en el que se desarrolla la actividad de los lobatos; es una historia en la que todos nos implicamos y que puede tener lugar durante un trimestre, un campamento... En ella adoptamos el papel de unos determinados personajes (piratas, moteros, obreros, etc.) e intentamos solucionar algún problema, vivir experiencias que solo podemos tener en esta situación, o simplemente disfrutar de ella.

Progreso de lobatos

 

El progreso es la evolución del lobato en sus cinco ámbitos de desarrollo, el camino hacia el ideal de persona.

Se asienta en varios principios:

- Es personal . Cada niño vive su progreso de manera individual dentro de la manada. Es imprescindible en el progreso, el respetar los ritmos del niño.

Esto exige compromiso y reflexión. Además, las decisiones importantes en cuanto al progreso deben ser iniciativa suya; estos momentos son compartidos y celebrados por todos los miembros de la manada.

- El progreso es lineal , continuo y adaptado. Se divide en tres etapas: integración compromiso y servicio. Cada niño vivirá estas etapas de manera distinta.

- La seisena tiene una gran importancia: sirve de apoyo y da consejo a cada miembro de ésta. En ella el niño se debe sentir cómodo.

Sin embargo, las decisiones en cuanto a progreso no las tomará ésta sola; serán consensuadas entre la seisena, el kraal y el resto de la manada.

- Todo el progreso y las actividades que éste incluya, quedan plasmadas en el cuaderno de caza. En éste, el lobato tiene una referencia para seguir su progreso. Además, queda escrita toda su vida como lobato, lo que fomenta su reflexión y compromiso.

El progreso se debe basar en hechos concretos, realizados y por realizar. Todos éstos deberán quedar reflejados en el cuaderno de caza.

- Finalmente, el progreso está simbolizado; tiene determinados símbolos y ceremonias . Estos símbolos sirven para plasmar la etapa en la que el niño se encuentra y recordárselo; deben producir motivación.

Nunca estos símbolos se deben convertir en premios. Simplemente son parte de toda la fiesta que es el progreso.

 

Los ámbitos de desarrollo

La base del progreso de lobatos son las pistas de la manada . Éstas se conocen y empiezan a vivir desde la primera etapa. Se viven de diferente modo y exigencia según el niño y la etapa en la que éste se encuentre.

El objetivo es que el niño, tras su etapa de lobatos, haya asumido estas pistas que se asientan en los cinco ámbitos de desarrollo presentes en todas las ramas del escultismo. Con esto se consigue que el progreso sea continuo en todas las ramas (verticalidad).

Las pistas son:

 

- CONSIGO MISMO: El lobato es alegre. (Ámbito intelectual).

- CON EL MUNDO: El lobato tiene los ojos y los oídos bien abiertos. (El entorno).

- CON LOS OTROS: El lobato es amigo de todos. (Ámbito socio-afectivo).

- CON SU CUERPO: El lobato es deportista limpio y ordenado. (Ámbito físico).

- CON DIOS: El lobato es amigo de Jesús. (Ámbito espiritual).

 

Consejos

Es importante la revisión de la manada, tanto en el día a día como en los acontecimientos especiales que en ésta ocurran. Esta revisión, así como el progreso individual de cada lobato tiene lugar en los consejos . Éstos pueden ser convocados por cualquier miembro de la manada.

Existen diferentes tipos de consejos:

Consejo de roca.

Reunión de toda la manada para tratar problemas o temas importantes y generales. También sirven para revisar personalmente el progreso.

Consejo de seisena.

Reunión de todos los miembros de la seisena, acompañados o no de uno o más responsables. Se convoca para discutir los problemas de la seisena o tratar el progreso de un miembro de ésta.

Se puede utilizar este consejo como paso previo al consejo de roca.

Consejo de promesas .

Reunión de los lobatos que han hecho la promesa y los responsables. Se convoca cuando un lobato quiere hacer la promesa, y decide si está preparado o no.

Consejo de alertas.

Reunión de los lobatos que están alerta y los responsables. Se convoca cuando un lobato cree estar alerta, y decide si lo está o no.

 

Etapas

El progreso de lobatos consta de tres etapas:

1.- Integración.

2.- Participación.

3.- Servicio.

 

Integración .

Esta primera etapa tiene como objetivo que el lobato asuma el funcionamiento de una manada; que los niños se conozcan, participen en los juegos y asistan con regularidad a las reuniones.

Comienza con la acogida y bienvenida del niño por parte de la manada, quienes le ayudarán a dar sus primeros pasos dentro de la rama de lobatos.

Después de un tiempo, diferente para cada niño, el lobato revisará si está integrado o no dentro de la manada; el consejo de seisena opinará y el consejo de roca decidirá si lo está o no. Aunque el final de esta etapa se produzca en el momento en el que el consejo de roca decide que el niño está integrado, esto queda constatado en una ceremonia en la cual el lobato recibe una pañoleta.

 

Participación

Tiene como objetivos que los niños asuman pequeñas responsabilidades así como la primera etapa; que vivan las pistas de la manada y tomen parte activa en la vida de la misma y que ayuden a la integración de los nuevos.

La etapa comienza con una breve reunión (tras la pañoleta) en la que se habla de esta nueva etapa y de lo que se pide de ellos y se espera.

Cuando el lobato está asumiendo pequeños compromisos, y conoce el significado de la promesa, decide comprometerse. Se compromete haciendo la promesa scout en una ceremonia delante de la manada y del grupo si es posible. Como símbolo de la promesa realizada se hace un nudo cuadrado.

Para hacer la promesa es necesario seguir distintos pasos:

•  El lobato se reúne con su seisena y ésta le aconseja sobre su decisión de hacer o no la promesa (o le anima a ello).

•  El consejo de roca valorará el progreso del niño así como la decisión del consejo de seisena y opinará al respecto.

•  Consejo de promesas: decide si es el momento adecuado para que el lobato haga la promesa.

El niño, una vez hecha la promesa, sigue viviendo las pistas de la manada sólo que con un compromiso más fuerte asumiendo el estilo de vida scout.

 

Servicio

Asume las anteriores etapas. Son capaces de observar y darse cuenta de cuándo se les necesita. Tiran de los más pequeños. Trabaja sin que se les diga y aportan ideas a los responsables. Saben que Jesús nos ayuda y le corresponden. Demuestran interés por las demás ramas.

El lobato va conociendo poco a poco los objetivos clave de esta etapa y va asumiéndolos llegando un momento en el que el lobato está alerta y se hace la ceremonia.

La decisión de si el niño está o no alerta es tomada por el consejo de alertas, pero tras el consejo de seisena y el consejo de roca en los que los lobatos de su manada dirán su opinión al respecto.

La constatación es la ceremonia y el símbolo el tocho amarillo.

El lobato vive su alerta en la manada hasta un momento en el que su progreso personal requiere su paso a rangers. Para que el paso a rangers no sea brusco se intentará hacerlo coincidir con el comienzo del curso.

 

Esquema de las Etapas del Progreso